Líder Activo

Nuevo año, nuevas metas.

Su empresa seguramente planifica anualmente lo que serán sus operaciones, esa planificación pasa por lo menos por dos áreas importantes, la parte financiera y la parte fiscal (impuestos) otras más avanzadas tocan la parte de logística, administración y la de recursos humanos, esto no le asegura el éxito, pero si le da opciones para toma de decisiones, no hacerlo si puede garantizarle que los resultados al final del año no serán los mejores, cosas como estas cuando se trasladan a la vida de cada uno de nosotros nos comienzan a brindar mejores resultados, por ejemplo, compare el desempeño financiero de dos personas, una que maneje sus finanzas mediante un presupuesto claro y otra que obtiene ingresos y los va gastando hasta que le rechazan la tarjeta y dice, bueno a esperar la próxima quincena, seguramente usted sabe que aquellas personas que se manejan mediante un presupuesto tienen mejores resultados de sus finanzas y llegan a alcanzar un bienestar financiero mejor, esto no tiene nada que ver con su nivel de ingresos, lo importante es como manejan sus ingresos y gastos en función de un presupuesto que les permita satisfacer sus necesidades reales.

Ahora bien, usted puede hacerse un experto planificando su vida, claro está dejando un espacio para el imprevisto y la improvisación, no se trata de trazar líneas fuertes en las cuales usted se sienta atrapado y sin aire ya que de hacerlo así en poco tiempo se cansara de la rigidez y optará por una vida de anarquía, pero como lo he dicho en varios artículos, planificar y tener una visión clara de nuestro futuro con unos valores y principios claramente definidos es garantía de satisfacción cuando las canas sean visibles y la experiencia se refleje en nuestros ojos llenos de felicidad y gozo por una vida vivida a plenitud.

Les voy a comentar como traspaso la planificación empresarial a mi propia vida, tocaré solo dos aspectos que considero importantes, el crecimiento personal y el crecimiento financiero.

En el crecimiento personal es importante partir del último balance de nuestras vidas que hayamos hecho  (puede leer mi último artículo “Haciendo un Balance”[1]),  partiendo de él podemos proyectar cuales son las metas que deseo lograr a Largo plazo, cuando las tengamos plenamente identificadas pensemos en otras metas a mediano y corto plazo que me ayudarán a conseguir las de largo plazo, por ejemplo, conseguir una mejor posición mediante un ascenso en mi empresa y de no ser posible en mi empresa en otra con mejores oportunidades de crecimiento puede verse como una meta a mediano o incluso largo plazo, las metas a corto plazo para alcanzarla puede ser comenzar ya mismo a capacitarme con miras a conseguirlo, puede investigar el perfil del cargo que desea, y prepararse.

Hágase una meta de capacitación, puede comenzar con unas 32 horas de capacitación formal al año que son 4 cursos de 8 horas como mínimo, leer 6 libros  que equivale a leer un libro cada dos meses, un libro promedio consta de 300 páginas lo cual equivale a leer sólo 5 páginas por día lo cual hace a esta meta fácil de cumplir. También tiene múltiples opciones como los  audio libros que los puede escuchar en su vehículo mientras conduce en el tráfico, hay infinidad de Podcast (grabaciones en audio) que se pueden descargar a dispositivos de audio como un iPod o un MP.

En el aspecto financiero el primer paso es establecer el monto fijo de sus ingresos reales, esto es, su sueldo (si trabaja bajo relación de dependencia) menos los descuentos legales realizados, ese neto es su capital de trabajo disponible, ahora bien de ese capital de trabajo reste los gastos fijos mensuales tales como, Alquiler, cuota del seguro, colegiaturas, comida y recreación, el monto que le queda es el monto real con el cual usted puede contar para asegurar su futuro, ese monto debe distribuirlo entre el ahorro y los imprevistos o gastos no recurrentes, muchas personas incluyen un monto dentro de sus gastos mensuales como ahorro y lo tratan como prioridad, yo le aconsejo que lo haga de esta manera, George S. Clason (1979) en su libro el Hombre más Rico de Babilonia dice; “Una parte de lo que ganas es tuya para ahorrarla”, no importa el nivel de tus ingresos, tu presupuesto debe ajustarse a este principio, y a medida que tus ingresos aumenten debe aumentar también la parte que ahorras, muchos autores como Camilo Cruz, Lair Ribeiro incluso John C. Maxwell, hablan que esa parte no debe ser menor a un 10% de tus ingresos, si crees que no es mucho, piensa en esto, si hace 10 años hubieras comenzado a ahorrar el 10% de tus ingresos hoy tendrías ahorrado el equivalente a un año de tus ingresos, te pregunto, si hoy por arte de magia alguien te regalara el monto equivalente a lo que ganaste durante todo el año pasado, ¿No será esta una buena cantidad?, particularmente creo que sí lo sería, una persona no se da cuenta del impacto en su vida de las pequeñas decisiones hasta que las coloca en perspectiva.

Las personas que tienen dificultad en ahorrar que dicen siempre, no me queda dinero para ahorrar, piense en un momento en esto, usted paga el alquiler de su casa porque eso es importante, usted compra comida porque eso es importante, usted paga sus tarjetas de crédito porque es importante, ahora bien, ¿Su tranquilidad financiera para el retiro, no es importante?, yo personalmente digo que si lo es, si tiene esa idea en su cabeza de que no gana lo suficiente para ahorrar, lo invito a que vea esa parte del ahorro como un pago más, el pago para seguro de retiro, como lo verá como un gasto, olvídese que existe ese dinero, en un solo año usted se dará cuenta que ese grano de arena tiene una enorme recompensa y en uno pocos años se convertirá en una bola de nieve que crecerá sola. Solamente en el primer año usted habrá ahorrado más de un mes de su sueldo sin contar con los intereses que ellos irán generando.

La idea no es solamente ahorrar, la función de ese dinero es convertirse en un trabajador suyo, que trabaja para generar más dinero, ese dinero que va a producir debe reinvertirse para que la bola de nieve crezca cada día sin que usted se esfuerze mucho. Puede comenzar haciendo pequeñas inversiones, algunos bancos ofrecen portafolios de inversión de bajo riesgo que pueden ayudarlo para acelerar el crecimiento de sus ahorros, también le recomiendo que esté pendiente a su alrededor, cuando usted esté dispuesto le aseguro que si tiene el capital pronto le llegara en que invertir ese dinero ahorrado, la única clave se llama DISCIPLINA y esta debe ser muy estricta, bajo ningún concepto permita que ni un solo mes usted deje de ahorrar una parte de sus ingresos, esa disciplina lo ayudará a ser más selectivo en que va a gastar su dinero y seguramente en poco tiempo su mentalidad de comprador compulsivo irá disminuyendo hasta llegar a convertirse en una persona hábil en lo que a manejo de sus finanzas se refiere.

Este nuevo año si nunca lo has hecho antes intenta algo nuevo para planificar tu vida y en poco tiempo comenzaras a ver una tremenda diferencia en tu vida.

Hasta la próxima,

Jimmy Canelones                                                                                            ..-. .. -.

@LiderActivo

@jimmycanelones


[1] http://bit.ly/gx4xGc

Una opinión en “Nuevo año, nuevas metas.

  1. Pingback: Tweets that mention Nuevo año, nuevas metas. :: Líder Activo -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *