Líder Activo

Maestro Coach La nueva era de la educación

Educación

Creo que en todas las épocas por las que ha pasado el ser humano el tema de la educación es uno de los que siempre parece estar entre las últimas prioridades del ser humano, de no ser así la educación moderna se ajustara más a las necesidades reales que reclama la sociedad, es triste ver como el negocio de las armas por ejemplo esta siempre por delante de los avances actuales, de hecho, están tan avanzados que retrasan los “lanzamientos” de los nuevos avances en materia armamentista (gracias a Dios).

Aclaro algo, la educación actual no está del todo mal, nos ha ayudado,  no estamos en las cavernas y ciertamente la era 2.0 a tocado el tema educativo pero cuando hacemos una comparación de la inversión realizada entre educación y armamento la brecha sigue siendo demasiado amplia, muchas personas conocedoras de ambos temas me comentan que en la actualidad el tema armamentista es crucial y necesaria para los países, si tus vecinos están invirtiendo en armas, misiles, tanques, aviones un país no puede quedarse de brazos cruzados, es indispensable armarse también para eventualmente “defenderse” de cualquier ataque.

No me considero un soñador utópico, pero sostengo y apoyo las palabras dichas por Miguel Ángel Cornejo “…el País que no invierte en educación, tarde o temprano tendrá que invertir en armamento…”, y cuando hablo de inversión en educación no hablo de recursos monetarios solamente, lanzar dinero a la educación sin un plan, sin una estrategia es sencillamente lanzar abono a la corrupción, y para muestra un botón, en Venezuela el gobierno se llena la boca dando cifras de la “Inversión Social” que ha hecho en sus 17 años en el poder, y la pregunta lógica es, ¿Cuáles han sido los resultados?

Si buscas cifras de inversión social en Venezuela la cifras son EXORBITANTES, rondan los 547 mil millones de dólares, buena parte de ellos en va supuestamente a las misiones educativas, misión Robinson, Misión Ribas, Misión Sucre y para usted de contar, siendo sinceros y teniendo más de una década apoyando la educación de calidad y apostando a la educación en valores como mayor estrategia para salir del foso les digo que una cosa es educar a las personas y otra muy distinta es adoctrinar a las personas.

Cuando las educas, las enseñas a pensar y a resolver sus problemas, cuando los adoctrinas las enseñas a obedecer y limitas seriamente su capacidad de pensar y resolver sus problemas lo que causa dependencia hacia quienes los están adoctrinando. De esto derivan frases trilladas y humillantes del tipo “Si no fuera por nosotros no tendrías una casa, carro, computador, comida o cualquier dadiva dada por el estado. En dos platos, dependes de mi para tus necesidades más elementales, no te enseño a pescar, te doy un pedacito del pescado cuando yo crea que estas cumpliendo con tu parte, si un día amaneces con ganas de aprender a pescar pues eres un traidor.

Suena terrible pero sinceramente es preferible tener un pueblo ignorante que está consciente de su ignorancia que un pueblo ignorante con la falsa ilusión de que esta educado, un ignorante que se cree sabio no solo no aprende, no tiene la oportunidad de aprender porque según siente el ya sabe, lo hemos dicho miles de veces un papel no te convierte en  un profesional ni te da inteligencia, lo que te hace un buen profesional y desarrolla tu inteligencia es tu capacidad de resolver problemas, y un titulo no te da esa capacidad, esa capacidad se desarrolla con trabajo duro, con años dedicados a aprender, no es nada fácil y por eso pocos lo logran, porque son pocos los que están dispuestos a hacer el sacrificio y pagar el precio.

En este panorama la responsabilidad de los que ejercen la docencia son brutalmente importantes, un docente en la actualidad debe sentir un enorme compromiso con la enseñanza, ya que como sabemos la enseñanza no es precisamente una profesión onerosa, en los países donde tienen como bandera las enormes inversiones en educación como en Venezuela paradójicamente son las mismas donde los docentes ganan muy mal, por esta razón la motivación para pararse e ir a trabajar todos los días nunca va a venir de su  sueldo y sus beneficios, vendrá de su sentido de identidad con el progreso de su país, su deseo de dejar una huella en las personas que forjaran el futuro del país, y como digo yo, si vas a hacer algo, hazlo bien, hazlo con calidad y hazlo A LO GRANDE.

Te pido que no solo te levantes y vayas a meterte en un salón de clases a repetir como loro un programa educativo (totalmente desactualizado), ve a inspirar a seres humanos que tienen el poder de mejorar este país, nunca sabrás cuantos Einstein, Pasteur, Bolívar, están ahora sentados en un humilde pupitre esperando por ti, para que le dediques algo de tiempo de calidad, esperando un poco de inspiración o esperanza para poder desarrollar esos dones únicos que todos tenemos, su tarea sabemos que no es fácil pero si lo vas hacer, por favor, hazlo bien.

En la actualidad es incontable los recursos disponibles GRATUITAMENTE en la red que pueden ayudarte a educar en valores, como docente te toca un bello sacrificio, desarrolla tu creatividad para enseñar distinto, divertido, capaz de retar a tus alumnos, con humildad cuando debas asumir que no siempre tienes la razón, con la ambición de ser el mejor maestro que tendrá este grupo que hoy enseñas, he visto un sinfín de ejemplos de docentes que han logrado cosas increíbles sólo con la creatividad, ya hay muchos docentes que a falta de recursos se han movido a buscar “patrocinantes” como lo leen, patrocinantes, muchas personas con recursos se sentirán felices de apoyar una causa que valga la pena, no se trata de pedir dinero solamente, se trata de mostrar un proyecto atractivo y que dejará resultados visibles, solo se trata de intentar, ya no somos sólo docentes de un grupo de estudiantes, somos Coach que tenemos una sola misión, sacar lo mejor de cada estudiante, únete a selecto grupo de los docentes coach, los que son capaces de hacer brillar a sus estudiantes.

Hasta la Próxima

Jimmy Canelones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *