Líder Activo

La Organización cómo Jardín Botánico

La Organización como Jardín Botánico

jardin-botanico

Asistí el mes pasado a un curso de liderazgo muy interesante impartido por tres jóvenes emprendedores, en la última sesión llevaron a un invitado especial que nos regalo una pequeña disertación sobre algunas lecciones de liderazgo aprendidas en su área, es una simple pero potente adaptación del liderazgo al trabajo de cultivo. Este es el resumen de mi interpretación de sus palabras.

  1. Riego por goteo.  Al igual que algunas plantaciones el riego es lo principal para el crecimiento de las plantas, pero el exceso de agua en los cultivos lejos de aumentar el crecimiento puede ahogar la plantación completa, del mismo modo un líder debe nutrir a sus colaboradores de múltiples maneras, nutrirlos mediante capacitación, entrenamiento, pero esta capacitación debe ser por goteo en la cantidad justa que el colaborador pueda absorber y usar en su crecimiento, el exceso de información, capacitación y entrenamiento puede ahogar (o quemar) a un excelente colaborador hacerlo sentir que no puede estar al nivel del grupo o por el contrario puede caer en una inercia paradigmática que lo deje congelado por no saber cómo aplicar la gran cantidad de información que recibió.
  2. El Día y la noche. Las plantaciones necesitan el calor del día para crecer pero igualmente es necesario para su crecimiento es el frio de la noche, un líder debe dar calor a sus seguidores estando cerca de ellos para brindar el apoyo, pero también debe alejarse de ellos para que puedan respirar, probar y lo más importante equivocarse, si no le damos el espacio suficiente para que se equivoquen no crecerán como esperamos.
  3. Control de plagas. Una bella plantación de la noche a la mañana puede hasta desaparecer por las plagas, las organizaciones también, un Líder debe evitar que en su grupo se infecte de algunas plagas perjudiciales, tales como la mala actitud, la competitividad mal sana, el chisme, la complacencia o el letargo por ejemplo, esto se consigue mediante la comunicación fluida, mejorando constantemente el clima organizacional, el aprendizaje compartido y los mentores de crecimiento.
  4. Conoce la maceta. Cuando plantas algo, debes saber en qué maceta la debes plantar, si planta una mata en la maceta equivocada incluso si luego de un tiempo la cambias a una maceta mejor o más grande puede ser demasiado tarde, en el liderazgo es igual, cuando trabajamos con personas, nuestra meta debe ser siempre desarrollar integralmente a la persona, por lo cual no debemos limitarnos solamente al horario de la oficina ni al espacio físico donde trabajamos, los líderes deben saber dónde y cómo viven sus colaboradores, si el hogar donde vive un colaborador no es el más adecuado para su desarrollo integral los líderes deben tratar en lo posible de ayudarlo para mejorar su entorno y sus posibilidades de crecimiento integral.
  5. El Supervisor como Jardinero. Alguna vez ha visto a un jardinero todo el día encima de la planta, no, el jardinero cuida a la planta, está pendiente de ella, le quita algunos obstáculos del camino, la abona, y es la planta la que hace su proceso de crecimiento, el líder debe mirar el trabajo del jardinero y adaptar su estilo de supervisión para actuar solamente cuando sea necesario, no debe quitar todos los problemas del camino a sus seguidores ni forzar su crecimiento más allá de lo que seguidor realmente pueda asumir, supervisar no es asfixiar a las personas es estar disponible para ayudarlos cuando se sienten que sus recursos propios no son suficientes para resolver algún problema.
  6. El abono y la luz. El abono es usado para mejorar el crecimiento de las plantas, las hace más grandes y más fuerte incluso acelera el proceso de crecimiento, el líder cuando ve la oportunidad de un crecimiento acelerado en alguno de sus seguidores lo aprovecha, lo abona le da luz para que el crecimiento acelerado tenga lugar.
  7. Admira cuando florece. Las personas como los jardineros hacen su trabajo con dedicación para una sola cosa, admirar a la flor cuando nazca, disfruta cada etapa del crecimiento, y cuando la flor esta lista admira aquello en lo que se ha convertido, los líderes que desarrollan a sus colaboradores disfrutan de ese proceso, le dan recompensa emocional en cada logro que consiguen y dan retroalimentación constructiva cuando las cosas no salen según lo esperado, cuando un colaborador siente que está creciendo lo disfruta mucho y lo disfrutará mucho más si siente que su líder lo disfruta tanto como él, todos hemos sentido el placer por alcanzar logros en nuestra vida y sabemos que esos logros no son muchos como quisiéramos, tenemos la limitante del tiempo, pero cuando nuestra humildad nos permite celebrar como propios los triunfos de nuestro equipo la realización personal se multiplica.
  8. La regla de oro. Trata a los demás cómo deseas que los demás te tratan a ti, cuando John C. Maxwell habla de ética la resumen en esa simple frase, lo cierto es que nadie desea un mal trato, todo deseamos que nos traten con respeto y nos brinden apoyo cuando lo necesitamos, pero el primer paso para tener lo que deseamos de los demás es darlo nosotros primero, en ocasiones lo único que necesitamos es que nos ayuden a ver nuestras equivocaciones y que lo hagan de manera puntual y constructiva, cuando debas dar una retroalimentación dura que te haya afectado personalmente, primero expresa tus sentimientos, cómo te sientes en relación al punto, luego explica el porqué te genera esos sentimientos y por último habla siempre de los hechos no de la persona.
  9. Estrategia antipararrayos. Los rayos son como ENORMES problemas que llegan sin previo aviso, si hay un pararrayos cerca, seguramente se encargará de el, pero en las organizaciones son muchos los problemas que surgen a diario y no podemos tener a un Líder pararrayos, por el contrario, debemos tener a varios Líderes capaces de contener los rayos, cada uno de ellos puede especializarse en algún tipo de rayo en particular, un rayo financiero, un rayo logístico, o uno administrativo, los Líderes tipo Hombre orquesta tienden a estar agotados y por ende corren el riesgo de bajar su productividad y eventualmente un rayo puede pasar a la organización y hacer mucho daño.

10.  La Organización cómo Jardín Botánico. Las Organizaciones se asemejan a un jardín botánico donde conviven en armonía toda clase de plantas pero sin importar la diversidad de esas plantas se cumplen algunas reglas pero las más importantes son estas:

  1. Cada planta tiene espacio suficiente para sus raíces
  2. Cada planta recibe la cantidad de agua, día, noche y abono justo para su crecimiento.
  3. El o los jardineros le dan solamente el cuidado necesario para ellas mismas crezcan hasta donde su potencial se los permite.
  4. Se controla el ambiente para que ninguna planta tenga espacio en exceso ni un espacio reducido que le impida su crecimiento.

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@LiderActivo

@jimmycanelones

Audio: http://bit.ly/LHMoFU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *