Líder Activo

Digno de confianza

Jamás podría poner en duda que ser una persona digna de confianza es una característica indispensable en la mayoría de los líderes que le rodean, sería prácticamente impensable seguir a un líder que no sea digno de confianza, Stephen Covey (1997) dice que es más importante ser digno de confianza que simplemente agradar a las personas, cuando usted se encuentra una persona que es sencillamente encantadora con mucho carisma pero que aún así no nos sentimos en plena confianza como para abrirnos con esa persona sencillamente no confiamos plenamente en ella y tratamos sólo asuntos triviales con ella, por el contrario seguramente conoce a alguna persona que sin ser muy carismática podemos percibir su integridad y nos brindan una sensación de confianza y con la cual nos sentimos cómodos como para compartir cosas delicadas o asuntos de suma importancia.

El carisma es sumamente importante en un líder, pero cuando se trata de líderes con altísimas responsabilidades personalmente prefiero el carácter, la integridad y conocer los valores del líder, eso sin duda me da más confianza que su carisma.

Ahora bien, ¿Usted se ha preguntado alguna vez si es digno de confianza?, esta pregunta rara vez nos la hacemos, porque posiblemente lo damos por sentado, pero ser capaces de generar y proyectar confianza sin lugar a dudas nos ayudará enormemente para alcanzar metas cada vez más altas, para convertirnos en personas dignas de confianza debemos trabajar de manera constante, no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana, pero cuando lo consiga su reputación siempre llegará primero que usted. Para ser personas dignas de confianza le recomiendo lo siguiente:

  1. Defina claramente sus valores. Todas las personas tienen valores y viven en función de ellos, pero son pocos los que tienen sus valores tan presentes que serian capaces de anotarlos en una hoja si se lo pidiésemos incluso podrían decirnos por qué son un valor y cómo lo integraron a sus vidas, no de las cosas por sentado, tener valores es importante pero tenerlos claros y ser capaces de defenderlos y mostrarlos con orgullo es mucho más importante que simplemente tenerlos.
  2. Sea una persona íntegra. El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define íntegro como un adjetivo de la siguiente manera “…Que no carece de ninguna de sus partes…” es decir, completo, cuando decimos que una personas es íntegra es porque percibimos que no hay rupturas ni espacios en su conducta, que podemos confiar porque lo que vemos según nuestra percepción es lo que esa persona es realmente. Personalmente considero que ser Integro es un valor que todos deberíamos tratar de hacer parte de nosotros.
  3. Sea una persona proactiva. La proactividad es algo que va directamente en relación con la integridad y a su vez de los Valores, ser proactivo es ser un producto de sus valores no del medio ambiente que lo rodea, lo convierte en una persona íntegra que es capaz de afrontar cualquier situación de la misma manera sin importar las presiones externas, cuantas veces no ha escuchado usted en el trabajo frases del tipo, “Hoy no hables con el jefe, esta de malas” eso es ser reactivo producto del entorno no producto de sus valores, cuando tu estado de ánimo es producto del ambiente, tráfico, estrés, peleas, olvidos, fechas de entrega, la inflación, los rumores, la delincuencia, entre otros, son esos factores los que dominan su vida y no sus valores.

Seguramente cuando aclare sus valores, se disponga a vivir íntegramente en función de ellos y se convierta en una persona proactiva, esos cambios serán notados por todos los que le rodean y se convertirá en una persona digna de confianza.

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@jimmycanelones

@LíderActivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *