Líder Activo

Conectando con las personas

conecta

Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar. Winston Churchill

 

Una de las razones por las cuales la comunicación es tan importante para el liderazgo es por la necesidad de conectar con las personas para que compartan con nosotros nuestra visión, pero por extraño que parezca para conectar con las personas hay que aplicar la técnica de Comunicación más difícil de todas. ESCUCHAR.

Los líderes que tienen experiencia en dirección de personas saben que no existe nadie más influyente que aquel que sabe escuchar, practicar la escucha de manera correcta y profesional dará siempre mejores resultados que ser un orador excepcional.

Covey lo expresaba extraordinariamente bien en su libro, los 7 hábitos de las personas altamente efectivas (2006) en su quinto habito procure primero entender, l

uego ser entendido, si usted no busca entender primero y trata de que las personas lo escuchen y lo entiendan tendrá menos posibilidades de obtener el resultado que desea, ¿por qué? porque la otra persona desea exactamente lo mismo que usted, desea ser entendido, por lo cual mientras usted habla posiblemente la otra persona mentalmente está preparando su argumento para cuando le toque su turno, si nosotros permitimos a los demás que se expresen libremente hasta que sientan que su punto quedo claro cuando nos toque exponer nuestra opinión seguramente estarán más abiertos a nuestras ideas.

Lo mismo ocurre cuando queremos conectar con las personas, ¿Con quién creen ustedes que es más fácil conectar?, con un excelente orador o con un excelente oyente, ¿Cuál me genera más confianza?

Esto parece obvio pero le reto a pensar que porcentaje de su interacción con los demás dedica a escuchar. 70% quizá 80%, esto varía dependiendo de su cargo en la Organización, mientras mayor su cargo más hablará y menos escuchará y paradójicamente si desea tener mejores resultados necesita invertir más tiempo escuchando a sus colaboradores que dando órdenes, por lo general los colaboradores saben sus funciones y en más del 85% de los casos tienen las respuestas para los problemas que se les presentan pero usted ni se entera porque le cuesta tener la boca cerrada y los oídos atentos, es el momento de probar algo nuevo, baje el ritmo, relájese y escuche a su entorno.

¿En realidad se puede aprender algo escuchando solamente?, Sí, claro que sí, sólo les comentaré un caso, John Grinder y Richard Bandler, tenían un trabajo que para mí era terriblemente malo, se encargaban de transcribir sesiones de terapia de algunos terapistas considerados “Magos” por los resultados que obtenían sus pacientes, literalmente escuchaban y transcribieron horas interminables de sesiones, ¿El Resultado? La Programación NeuroLíngüistica (PNL), se dieron cuenta que estos terapeutas tenían patrones de lenguaje que podían ser analizados y reproducidos (modelados), en términos simples, pudieron transformar su manera de comunicar en una “Formula” que cualquiera pudiera reproducir y obtener los excelente resultados, si Grinder y Bandler hubiesen realizado su trabajo mecánico y limitarse a transcribir sin escuchar bien lo que hacían, seguirían siendo dos extraños y no contaríamos con tan hermosa herramienta de comunicación, así que piensa nuevamente y responde ¿Vale la pena escuchar?

 

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@jimmycanelones

@LiderActivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *