Líder Activo

¿Y qué hago con mis debilidades?

..–..   -.–   –.- ..- .   …. .- –. —   -.-. — -.   — .. …   -.. . -… .. .-.. .. -.. .- -.. . …   ..–..

Cuando uno trata de mejorar profesionalmente se encuentra en una disyuntiva, si busca ayuda en relación con este tema encontrara por lo menos dos teorías, una le dirá que trabaje para desarrollar sus fortalezas y esto le ayudará a mejorar significativamente las otras áreas de su vida, la otra le dirá que trabaje fuertemente en sus debilidades y al mejorar sus puntos débiles seguramente mejorará significativamente su vida o por lo menos la parte de su vida que desea mejorar.

Ahora bien, usted decidirá por qué camino debe irse, pero en lo particular y por experiencia propia prefiero la primera, prefiero desarrollar las habilidades en las cuales soy bueno de manera natural para ser mejor cada día, la razón fundamental es que la motivación necesaria para mejorar estará en los buenos resultados que estoy obteniendo a medida que mejoro.

Le pondré un ejemplo, usted es muy bueno para relacionarse con las personas pero es muy malo con los números, usted quiere desarrollarse mejor para crecer profesionalmente, así que va a decidir entre mejorar sus habilidades con las personas o mejorar su debilidad con los números.

Pongamos una escala del 1 al 10 donde 1 significa que no domina para nada determinada cualidad y 10 significa que me considero un experto, ahora colocaremos una puntuación a cada una y digamos que en el tema de relacionarme con las personas soy un 7 y en los números soy un 3, con esta información y considerando lo que dice Maxwell (2007) en su libro el talento no es suficiente, usted puede desarrollar o mejorar en cualquier área de su vida dos o tres puntos con mucho trabajo duro, lo cual nos deja nuestro nivel de la siguiente manera, si decido desarrollar mi habilidad con el trato con las personas podré llegar de mi 7 a un nueve incluso llegar al 10, lo cual sería de bastante utilidad en mi vida personal y profesional, como queda entonces mi debilidad con los números,  ahora decido que será mejor trabajar en esa debilidad, que posiblemente subirá de 3 a 5 y si me esfuerzo verdaderamente puedo llegar a un 6 que será menor al 7 inicial que tenía en el tema de las relaciones, en pocas palabras, mi mejor esfuerzo al mejorar una debilidad podría llevarme a un nuevo nivel, pero incluso mi mejor nivel estaría por debajo de mi habilidad natural para el trato con las personas.

¿Ya sabe cuál es el punto?

Si desarrollamos aquello en lo que ya somos buenos, llegaremos a ser Excelentes, desarrollar la habilidad de saber diferenciar entre sus talentos naturales y las cosas que puede aprender es algo muy preciado entre los Líderes, incluso aprender a descubrir las habilidades naturales de otros le ayuda a los Líderes a desarrollar ventajas competitivas de mucho poder ya que usted no solo ayudará a su grupo a desarrollarse, los ayudara a desarrollarse en aquello en lo que son naturalmente buenos lo cual se logra mucho más rápido a que si usted se empeña en mejorar las debilidades de su grupo, la ventaja es doble ya que ahorra tiempo y el desempeño será de muchísima calidad.

En una oportunidad trabaje con un jefe que se esforzaba muchísimo en desarrollar a las personas, invertía muchísimo tiempo y dinero en esto y los resultados eran buenos pero al comparar el tiempo y los recursos invertidos no parecía tan bueno, lamentablemente esta persona enfermo y estuvo fuera de la empresa durante seis meses, la empresa contrato a un gerente mediante una compañía de trabajo temporal, esta persona llego a la empresa y mi jefe entre las indicaciones que le dio, le encomendó que nunca dejara de desarrollar al personal, esta persona acepto el reto y continuo el trabajo, con una ligera diferencia, el gerente que venía con ideas nuevas, decidió hacer algunas evaluaciones a los puestos de trabajo y descubrió el talento natural de cada trabajador y comenzó a desarrollarlos en las áreas en las cuales eran buenos por naturaleza, eso incluyó un par de traspasos entre departamento y la reasignación de muchas de las funciones, el resultado fue más que sorprendente, cuando el jefe llego no podía creer al cambio que ocurrió en la empresa en solo seis meses, a la final mi jefe volvió a su puesto de trabajo con un nuevo Paradigma, uno mejor y más efectivo y el suplente fue nombrado Gerente General, lo más sorprendente es que fue mi propio jefe que lo postuló.

Les recomiendo tomarse un tiempo para descubrir cuáles son sus fortalezas, luego tome otro poco de tiempo para comenzar de manera formal a desarrollarlas, solo por un instante imagínese si usted es bueno de manera natural para realizar alguna actividad y esta actividad le reportar enormes dividendo, ¿Qué pasaría si usted mejora significativamente esa habilidad?

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@jimmycanelones

..-.  ..  -.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *