Líder Activo

Relaciones de Alto Octanaje (Segunda parte)

En el artículo anterior les hable lo que era una relación de alto octanaje, ahora veremos cómo poder determinar si tiene usted alguna relación de Alto Octanaje, pero antes recuerde siempre ser sensible con las personas que tratan de invertir en usted, no permita que la gente se comprometa demasiado con usted si usted no puede retribuirle a esa persona, sea honesto con las personas, cuando usted no desee relacionarse con alguien por la razón que sea, dígaselo, amablemente, pero dígaselo, muchas personas se comprometen pensando que su compromiso debe ser seguido por los demás y en muchas oportunidades da resultado, pero es algo de corto plazo, una amistad que nace como una necesidad termina por obligación. No use tácticas del tipo hacerse indispensable para que la otra persona sea su amigo porque lo necesita austed, recuerde que el ser humano consciente o inconscientemente luchara por su independencia y tarde o temprano buscará la manera de no seguir dependiendo de usted y de todas maneras la relación terminará deteriorada.

Si usted quiere saber si una relación es de alto octanaje responda Sí o No a las siguientes preguntas escuchadas de John C. Maxwell (2007);

1. ¿Sientes que esta persona es totalmente indispensable en tu vida?

2. ¿Te sientes ansioso cuando esa persona te llama y te deja un mensaje para que le respondas?

3. ¿Sientes que esa relación alguna vez te quito el entusiasmo y la energía?

4. ¿Sientes algo de temor de ver a esa persona en público o en reuniones sociales?

5. ¿Sientes que das más de lo que obtienes?

6. ¿Después de estar con esa persona sientes la necesidad de analizar tu desempeño?

7. ¿Te criticas más cuando estás en presencia de esa persona, o después de estar con ella?

8. ¿Te sientes menos creativo cuando estas con esa persona?

9. ¿Te restas crédito por tus opiniones cuando conversas con esa persona?

10. ¿Se obstaculiza tu mente de alguna manera en presencia de esta persona?

11. ¿Sientes que falla un poco tu criterio en presencia de esta persona?

12. ¿Cuándo opinas en su presencia, necesitas su aprobación de alguna manera?

13. ¿Sientes ansiedad al estar con esta persona?

14. ¿Comes más con esa persona?

15. ¿Desde que estas con esa personas sufres más de resfriados, gripes o molestias estomacales?

16. ¿Has cambiado muchos hábitos y rutinas para poder estar con esa persona?

17. ¿Tienes conversaciones imaginarias con esta persona para sentirte preparado para una conversación y dejar claro tu punto?

Si contestaste que Sí a más de ocho de estas preguntas seguramente estas en una relación de alto consumo de tu energía, revísala y piensa cual es la necesidad de estar en una relación que te consume tanta energía valiosa y toma la decisión liberadora, la vida es demasiado corta y el tiempo no se recupera, vive tu vida a través de ti y deja que las demás personas vivan la suya.

Hace unos días leí un artículo en una página de noticias que hablaba sobre el síndrome de Burn-Out el cual es un estado de agotamiento emocional, físico y mental considerado grave donde la persona afectada literalmente se derrumba a causa del cansancio psíquico o estrés que surge en la interacción social ante una rutina laboral.

El artículo decía que se presenta en personas cuya profesión acostumbran a ocuparse de los demás. Como por ejemplo enfermeras y maestros, ya que puede producirse una despersonalización, una reducción de su capacidad habitual casi como si ya no estuvieran tratando con personas, claro está todo esto se produce en un periodo prolongado bajos las condición que genera el estrés o la situación agotadora, pero no necesariamente si usted es enfermera sufrirá de este síndrome, de igual manera esa despersonalización puede ocurrir en su relación con otra persona, si esta relación consume demasiado de usted los síntomas pueden ser muy parecidos a los del síndrome de Burn-Out, los síntomas más comunes de este síndrome son:

1. Distanciamiento afectivo, irritabilidad, atención selectiva, ironía, entre otros.

2. Creación de mecanismos de defensa como racionalización, desplazamiento de afectos, negación de la realidad.

3. Absentismo Laboral, aumento de conductas violentas, consumo de medicamentos o drogas, incluyendo el alcohol.

4. Fatigas crónicas, dolores de cabeza, problemas con el sueño, hipertensión.

Sea el Síndrome Burn-Out o simple codependencia a una relación, ¡despierte!, siempre hay tiempo para hacer cambios importantes en nuestra vida, Atrévase a ser feliz.

Hasta la próxima.

Jimmy Canelones

@jimmycanelones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *