Líder Activo

Puedo cambiar

cambio

El tema del cambio es de esos temas que uno puede escribir mil artículos y siempre faltaran líneas para expresar más ideas, claro hablar del cambio es como escribir noticias, cada día hay cosas nuevas (noticias nuevas) que comentar.

Hace unos días escuche a una persona decir, “…vienen cambios nuevos que debemos adoptar, estoy cansado de tanto cambio, si más solo todo fuera siempre igual la vida sería tan sencilla vivirla…” lo dijo en un tono tan deprimente que por supuesto no pude estar de acuerdo con él, para mí el cambio es lo que nos mantiene vivos, lo que hace que la vida sea interesante, es lo que hace que un profesional periódicamente se vuelva a enamorar de su carrera una y otra vez, cada vez que surge algún cambio importante, algo que lo saque de la zona de comodidad.

Me he dado cuenta de algo curioso y muy importante, la actitud hacia el cambio nos coloca en uno de dos bandos, si nuestra actitud hacia el cambio nos hace sentirnos vivos, nos gusta y siempre damos el paso adelante para asumirlo como retos interesantes estamos destinados a ser personas y profesionales de éxito, si por el contrario, vemos cada cambio como una CARGA que debemos enfrentar sólo para sobrevivir, seremos personas promedio, y si los cambios son muy constantes a la larga estaremos abrumados y terminaremos sumergidos en la mediocridad.

Un Líder no solamente se sitúa en el primer bando, los líderes son personas que promueven  cambios, los buscan constantemente, su zona de comodidad está en constante movimiento, esa sensación de incertidumbre ligada a la certeza que todo saldrá bien es una marca de líder,  un líder sabe que acostumbrarse al cambio es sinónimo de crecimiento, si usted pasa 20 años haciendo su trabajo de la misma manera, seguramente usted lleva 19 años viendo como otras personas son cada día más exitosas que usted y como logran mejores resultados, logran cosas que quizá usted no puede ni siquiera soñar.

Les coloco un ejemplo muy fácil para que capten la esencia, sí usted es un profesional universitario, seguramente tiene contacto con algunos de sus compañeros de promoción, esos compañeros de promoción están en posiciones distintas a la suya, es decir, si usted tiene contacto con 10 compañeros de promoción, puedo garantizarle que los 10 están en posiciones distintas, los 10 tienen un nivel profesional distinto, y los 10 tienen ingresos distintos, y en ocasiones impresionantemente distintos, eso es algo difícil de entender, ¿Acaso no deberíamos estar más o menos igual en muchos aspectos?.

Pues no, las razones fundamentales para mí son dos, primero las decisiones que han tomado personal y profesionalmente y segundo cómo han afrontado los cambios que se le han presentado es ese periodo de tiempo.

En relación al primer punto, tomar decisiones, no se trata solamente de tomar las decisiones se trata de tomarlas  correctamente y a tiempo, Maxwell dice, “…incluso la decisión más acertada es incorrecta si se toma tardíamente…”, muchas veces sabemos lo que debemos hacer pero dudamos demasiado o esperamos a tener demasiada evidencia de que la decisión es correcta, para que usted tenga el 100% de la evidencia de que es correcta seguramente deberá esperar hasta que sea demasiado tarde para aplicarla, con lo cual aunque era la decisión correcta ya no resultará tan conveniente. En términos generales es como trabajar los músculos, usted no puede inscribirse en un gimnasio y tratar de levantar 120 kg el primer día, si por casualidad puede con ese peso, seguramente el día siguiente tendrá que pagar el precio, usted debe comenzar calentando los músculos, muchas veces el entrenador lo colocará solamente con la barra sin  peso a hacer repeticiones y progresivamente irá colocando peso en la barra, si es constante en cierto tiempo si podrá hacer repeticiones con 120 Kg pero dependerá de su constancia y de tomar la decisión de hacerlo todos los días, de lo contrario podría terminar lesionado y la “buena decisión” de levantar pesas para mejorar su condición física se convertirá en una de las peores de su vida.

En relación al segundo punto, su reacción al cambio opera de manera similar, cuando nos enfrentamos a un cambio debemos tomar una decisión entre dos opciones, ir con el cambio ó resistirnos a él, irónicamente tomar la decisión de ir con el cambio funcionará si lo hacemos oportunamente, recuerde que si decide cambiar pero cambia tarde, puede ser incluso peor que resistirse al cambio, aunque si el cambio es obligatorio como lo puede ser una ley, tarde o temprano deberá cambiar, por lo que le recomiendo ver el cambio como una oportunidad de crecimiento en lugar de verlo como un monstruo.

Estamos terminando un año, es un momento ideal para hacer un balance de logros, muchas personas aprovechan estas fechas para hacer planes para el futuro (propósitos de año nuevo), para incluir cambios positivos para este próximo año, les dejo un video corto de Matt Cutts en   TED que quizá los inspiré a realizar cambios este próximo año, acepten el reto comiencen a vivir una vida más plena.

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@jimmycanelones

@LiderActivo

Etiquetado en:, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *