Líder Activo

Pareto y Covey

El francés Wilfredo Pareto observo en Italia que el 20% de la población poseía el 80% de la propiedad, así nació su principio 80/20, el 80% de los resultados se obtenían del 20% superior, esto es, el 20% de tus empleados más productivos producirán el 80% de los resultados de la empresa, el 20% de tu dinero bien invertido producirá el 80% de lo que poseerás como patrimonio. Ahora bien, ¿Es usted del 20% superior que genera el 80% de los beneficios, o pertenece al 80% inferior que sólo genera el 20% de los resultados?.

Posiblemente usted me dirá, bueno realmente estoy en el grupo grande, ese del 80% que solo produce 20% pero no es mi culpa, a mi me colocaron en esa posición, ahora supongamos que le creo, ¿Cree usted que puede cambiar de grupo?. Si su respuesta es sí, ¿Sabe que debe hacer?

Estoy de acuerdo con una afirmación que escuche del Dr. Camilo Cruz autor mundialmente conocido en el área del desarrollo personal y profesional hace ya algún tiempo que dice que el esfuerzo que hace la persona que está en la punta en comparación con la que ocupa en el segundo lugar no es mucho, pero la diferencia en el resultado es Enorme. Entonces, ¿Por qué no buscamos ese primer lugar?

Personalmente creo que es una cuestión de actitud frente a los retos que afrontamos en la vida, ¡Sí, solo debemos cambiar de actitud frente a la vida! O por lo menos en algunos aspectos.

Para lograr cambiarnos del grupo o “Montón” del 80% y entrar al grupo “Selecto” del 20% debemos aplicar otro principio. El principio 90/10 de Covey.

Este principio 90/10 de Covey es muy sencillo, el establece, La vida está compuesto por el 100% de las situaciones y de esas situaciones no tenemos control sobre el 10% que nos ocurre, pero si sobre el otro 90% de lo que sucede luego.

Pongamos un ejemplo, usted se levanta en la mañana para ir al trabajo, al salir justo en la puerta de su casa pasa un auto y le moja la ropa, eso entra dentro del 10% que usted no controla, la reacción que usted tiene de ese suceso entra en su 90% que puede controlar, veamos dos escenarios.

Escenario 1: Suponga que usted reacciona molestándose y reclamándole airadamente al conductor del vehículo que lo mojó, incluso corre detrás del carro hasta que consigue que se detenga, le reclama fuertemente, la persona pide disculpas, pero usted le dice que esas disculpas no le sirve de nada y otra cantidad de cosas, en esto usted invirtió, ¡perdón!, ¡perdió! 10 ó 15 minutos, de todas maneras debe regresar a su casa para cambiarse, su esposa lo ve y le pregunta, ¿Qué te pasó?, usted invierte, ¡perdón!, ¡pierde! Otros 10 minutos explicando lo sucedido y con esto su molestia aumenta, tarda otros 10 minutos más en cambiarse de ropa, y por fin a trabajar.

Al llegar a la oficina usted por supuesto llega tarde gracias a los casi 40 minutos en lo sucedido y claro está, llega contando la tragedia y en eso pasa unos 20 minutos, claro tarda más escuchando el Feedback de sus amigos. En total perdió una hora como mínimo por un incidente del 10% que no domina en su vida, otro punto importante, posiblemente pase todo el día de mal humor por su mala suerte y no me extrañaría que otras cosas salgan mal también.

Escenario 2: Usted ve lo ocurrido, y se regresa inmediatamente a su casa, y mientras se cambia le cuenta a su esposa, se tarde 10 minutos en cambiarse y sale de su casa al trabajo, posiblemente llego un poco tarde si en la primera oportunidad que salió lo hizo con poca anticipación, comienza a trabajar y su día continúa sin mayores alteraciones, posiblemente en la hora del almuerzo usted comente con sus amigos del trabajo lo ocurrido y hasta puede que le cause gracia, con lo que los comentarios de sus compañeros irán en la misma tónica graciosa, terminará su jornada y volverá tranquilo a su casa.

El punto es, si usted cobra consciencia de que el 90% está a su favor tendrá presente lo que se necesita para pertenecer al 20% superior ya que usted usara ese 90% a su favor para triunfar. Para ser feliz y exitoso no hace falta eliminar los problemas o los imprevistos es tener conciencia de cuál es su círculo de influencia y trabajar en él para ir expandiéndolo como dicen mis amigos en Quironea, trabajar en el grueso de las cosas finas.

Hasta la próxima,

Jimmy Canelones

@jimmycanelones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *