Líder Activo

Motivación de la Deficiencia

Una vez escuche a John Maxwell contando esta historia, Una persona se encontraba tranquilamente pescando en un rio cuando de pronto escucho que algo golpeaba su bote, al verificar que era encontró a un una serpiente de rio con un sapo atrapado en la boca, se entristeció por el sapo así que tomo a la serpiente y liberó al sapo, luego vio a la serpiente y se entristeció porque le había quitado su comida, así que tomo un poco de su barra de chocolate y se la dio a la serpiente y dijo, El sapo está feliz, la serpiente está y yo estoy feliz, que gran día, unos minutos más tarde volvió a escuchar que algo golpeaba su bote, al mirar se sorprendió al ver lo que era, era la serpiente nuevamente pero esta vez había capturado dos sapos. La moraleja es simple, usted  obtiene lo que usted esta recompensando.

Yo creo que el tema de la motivación es más complejo de lo que la mayoría cree, existen una gran cantidad de libros que hablan en relación con este tema, en internet se encuentran centenares de páginas que ofrecen tips para motivar al personal, pero estos tips por si mismos casi nunca traen los enormes beneficios que se esperan al motivar al personal, ¿por qué?, porque la motivación al igual que cualquier estrategia que desee incorporar en una empresa debe estudiarse antes de implementarse para evitar motivar las conductas equivocadas.

He visto varias empresas entrando en la onda de Súper motivación laboral con resultados casi desastrosos lo cual les ha traído una especie de depresión en relación con este tema e incluso reacciones de rechazo extremo al momento de pensar en volver a intentar motivar a las personas, la razón que pude observar en todos estos casos fue la misma, la empresa motivo sin pensar en que era lo que realmente estaban motivando, recuerden que la motivación es un estímulo que mueve a una persona a realizar determinadas acciones y persistir en ella hasta su culminación, por lo cual la motivación no debe vincularse directamente con algo positivo para una empresa siempre que se use, usted aunque no lo crea puede estar motivando conductas incorrectas.

Imagine este escenario, usted tiene un grupo de cinco personas, tres de ellas son personas muy productivas y los otros dos son empleados que están muy por debajo del promedio, usted desea motivar a los empleados, por lo cual decreta una bonificación especial para todo el personal, los empleados se contentan por la bonificación pero al darse cuenta que fue para todos y no por su productividad puede ocurrir que alguno de los tres empleados productivos se percate de esta situación y deicida que no vale la pena un mayor esfuerzo si la recompensa es igual para todos los empleados, al tiempo usted se da cuenta que ahora son solo dos los empleados productivos por lo que usted cree que la solución es volver a motivarlos así que les da otra bonificación, ahora los dos empleados sobresalientes observan que la compensación es para todos  por lo cual caen en el mismo pensamiento del empleado anterior y ahora usted es el feliz acreedor de un grupo de cinco empleados incompetentes, y lo logro aparentemente gracias a la motivación.

Algunos amigos me han dicho que ciertamente no se debe premiar a todos los empleados por igual, pero premiar a los empleados sobresalientes también puede ser un problema, cuando usted premia a un empleado sobresaliente es posible que ocurran algunas cosas inesperadas como por ejemplo el celo de sus compañeros que no reciben esos premios, estos compañeros en lugar de mejorar para merecer un premio pueden optar por sabotear a la persona que sobresale lo cual ocurre con cierta frecuencia, por parte del empleado sobresaliente puede generarse una conducta en la cual cuando hace algo sobresaliente siempre espera una compensación, si no la recibe puede desmotivarse y pensar “antes tomaban en cuenta mi trabajo” pudiendo caer en vicios de moverse solamente si existe una compensación adicional instantánea.

No deseo con este artículo desanimarlo para que no motive ni premie a sus empleados, solo trato de hacerlo pensar antes de actuar para lograr los objetivos deseados.

Les voy a dar algunas recomendaciones para motivar de manera un poco más efectiva,

  • Antes de comenzar a motivar al personal, observe el ambiente general de trabajo, mejorar primero el ambiente es por sí algo que motiva a los empleados.
  • Motívese usted primero, una persona motivada puede transmitir más fácilmente motivación a otros.
  • Piense muchísimas maneras de motivar a las personas y deje las compensaciones monetarias como última opción pero compense monetariamente cuando pueda hacerlo, algunas maneras de motivar a las personas puede ser;
    • Tomar en cuenta sus observaciones, lo cual no quiere decir llevarlas a cabo, si la propuesta es buena y es viable aplíquela y lo más importante dele el crédito a la persona.
    • Hable con el personal y demuestre que usted es accesible.
    • Sea sincero con cada empleado, haga dos tipos de relación con sus empleados, una buena relación grupal y otra individual con cada uno.
    • Trate de compartir algo individual con cada empleado, un tema de discusión, una serie de TV, una revista particular, un hobbie, un equipo deportivo, eso hará que las personas se identifiquen con usted.
    • Manifieste interés genuino con cada preocupación, nunca trate de minimizar una preocupación de manera anticipada con frases del tipo, “eso no es para tanto”.
    • No le dé prioridad de URGENCIA a cada actividad que solicite de su personal, muchos Gerentes tienen la Urgencia en su mente presente todo el tiempo  y cada actividad por trivial que parezca la revisten con una Urgencia que no existe.
    • Supervise a su personal de cerca aplique las estrategias del Ejecutivo al minuto de Blanchard[1]
      • Los Objetivos de un Minuto
      • Los Elogios de un Minuto
      • Las Reprimendas de un Minuto
  • Nunca compare a sus empleados, cada empleado es un ser único, las comparaciones por buenas que parezcan no siempre son bien recibidas.
  • Desarrolle el sentido del Humor, el humor es sin duda alguna el mejor lubricante de relaciones, si su presencia es agradable sus empleados se sentirán cómodos trabajando para usted.
  • De siempre el ejemplo de la conducta que desea de sus empleados, si quiere puntualidad sea puntual, si quiere preparación prepárese  usted primero, si desea compromiso, comprométase usted primero.
  • Controle sus emociones, usted jamás podrá motivar a los demás si es una bomba de tiempo que no se sabe cuándo va a estallar, si no es capaz de dominar sus propias emociones no será capaz de dirigir con eficacia.

La lista puede ser muy grande pero estas sencillas sugerencias pueden hacer una gran diferencia.

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@LiderActivo

@jimmycanelones


[1] Kenneth Blanchard y Spencer Johnson (1982)  El ejecutivo al minuto (The One Minute Manager) Editorial William Morrow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *