Líder Activo

Lecciones de liderazgo extraídas de la escalada en Roca

escalada-en-roca

Cada día son más las personas que están optando como deportes aquellos que representan un mayor reto o adrenalina, como si la necesidad de vivir al límite nos diera la garantía de sentirnos que hemos vivido al máximo, cada disciplina sea un deporte clásico ó un deporte extremo tiene muchas lecciones que enseñarnos para aplicarla a nuestras vidas cotidiana y laboral.

Escalar en roca es un deporte que requiere una concentración muy alta y disciplina estricta para sobrevivir su práctica, por esta razón son muchas las  lecciones que podemos tomar de ella, yo particularmente he tomado siete (07) que me parecen muy prácticas para la vida profesional de cualquier persona.

Primera lección, ¡No te sueltes!, los que practican esta disciplina dicen que con frecuencia piensas en soltarte mucho antes que su cuerpo no aguante más el peso, esa opción parece siempre estar presente, pero de todas las opciones disponibles soltarte es la única que no te ayuda a lograr tu objetivo, muchas veces en nuestra vida cotidiana constantemente estamos pensando en soltarnos, dejar de luchar aún cuando sabemos que tenemos tiempo y oportunidad de lograr el objetivo, razón por la cual por ejemplo hay centenares de personas que dejaron la universidad faltando solamente una materia o la tesis, se soltaron cuando ya veían la cumbre.

Segunda lección, No dudes, ciertamente mientras estas escalando, sobre todo cuando escalas sin cuerda, dudar puede ser malo y muy peligroso, debes trata de seguir adelante sin perder el impulso, una pequeña duda en un momento difícil puede traer como resultado algo terrible, cuantas veces nos ha pasado que dudamos demasiado antes de tomar una decisión importante, y de tanto que la pensamos comenzamos a temerle y nos quedamos paralizados, algunos esperan hasta tener “toda” la información para sentirnos seguros, pero NUNCA tendremos toda la información que necesitamos para sentirnos seguros y si llegamos a tenerla tampoco te garantiza que la decisión sea la correcta, escuché hace poco a Eduard Punset decir que está demostrado que la intuición es la mejor herramienta para tomar una buena decisión, los Lideres deben tener información suficiente para tomar decisiones delicadas pero siempre será su intuición la que diga la última palabra, confía en tus instintos y sigue escalando.

Tercera lección, ten un plan, todo escalador antes de tocar la pared tiene en su mente un plan para conquistar la montaña, piensa en todo, en los tramos difíciles pero también en los fáciles, muchas veces tememos a las dificultades pero no a los aspectos “fáciles” o rutinarios de nuestro trabajo, me he dado cuenta en mi carrera profesional como consultor que cerca del 80% de los errores vistos en las empresas provienen de hacer mal una tarea cotidiana, las cosas  fáciles muchas veces las dejamos pasar sin la debida atención ya que nos ocupamos mayormente en aquellas cosas “delicadas” olvidando por completo que nuestra trabajo opera como un todo un sistema donde todas las piezas son importantes, vea el ejemplo de un carro, ¿Puede decirse que en un carro es importante sólo el motor?.

Cuarta lección, aprende a descansar, Es increíble cómo los escaladores sin importar lo extremo de la situación pueden encontrar una posición o espacio para descansar, y no sólo sus cuerpos sino también sus mentes, una mente cansada es casi tan inútil como un cuerpo agotado, recuerden a Covey y su séptimo hábito, afila la sierra, no importa que tan fuerte sea el leñador si su hacha no tiene filo no podrá talar ningún árbol, todos necesitamos tiempo suficiente para descansar, reagruparnos, calmarnos, concentrarnos y continuar. Comience a prepararse para no seguir trabajando tan duramente y comience a trabajar más inteligentemente, para esto les regalo una palabra clave PRIORIDADES.

Quinta lección, Fuerza  no es garantía de éxito, si comienzas una escalada y tu estrategia es usar la fuerza para subir más rápido en poco tiempo estarás tan cansado que te será imposible continuar,  tener un plan para escalar seguro y a paso constante es la mejor opción, deja la fuerza cuando sea necesario sin tener que abusar de ella, no importa si estás seguro de poder alcanzar la cima usando la fuerza, si al llegar a la meta estas tan agotado que no puedas disfrutar la de vista, ¿De que sirve? Y posiblemente cuando llegues arriba te darás cuenta que, posiblemente hay una cumbre más alta a la que pudieras llegar, si tuvieras fuerza claro.

Sexta lección, en ocasiones la ruta más obvia no es la mejor, una vez escuche a John C. Maxwell decir: “…la distancia más larga entre dos puntos es un atajo…”, si tienes tu ruta y estas encaminado trata de mantenerte en ella, sólo toma la decisión de cambiar la ruta si la que elegiste inicialmente no te está llevando al destino deseado.

Séptima lección, aún y cuando la primera lección es No te sueltes, puede llegar un momento en el cual o no puedes seguir avanzando o te has convertido en peso muerto para tu equipo, si llegas a este punto y debes “soltarte” no la hagas a la ligera, en la tercera lección cuando hagas tu plan deberías considerar no solo los puntos difíciles y fáciles del recorrido sino también en que punto de la escalada puedes soltarte sin hacerte mayor daño, llegados a un punto en tu organización puedes pensar en retirarte y tomar nuevos caminos, si tomaste la decisión no quiere decir que debes irte YA, puedes, y creo que mejor “debes” preparar tu salida, hacerlo con tiempo puede ayudarte a que el cambio no sea traumático, por eso es importante aún y cuando estés “seguro” en tu trabajo, no descuidar el mercado laboral, tener información actualizada de tu perfil y saber en cuanto te puedes cotizar en el mercado, esta información aún y cuando no tengas planeado cambiar de ambiente puede darte tranquilidad, recuerda, vivir la vida por sí misma es ya un deporte extremo.

Hasta la Próxima

Jimmy Canelones

@LiderActivo

@jimmycanelones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *