Líder Activo

La nueva Gerencia de Puertas Abiertas… y mentes cerradas.

gerencia de puestas abiertas y mentes cerradas

Hace unos cuantos años leí algunas teorías gerenciales que hablaban de la nueva gerencia de puertas abiertas, en términos generales decía que la alta gerencia debía mantener sus puertas abiertas para que los empleados se sintieran más a gusto y como recordatorio de que dichas puertas siempre estarían abiertas para todos aquellos que necesitaran exponer alguna nueva idea o interactuar con las personas que tenían el poder de tomar las decisiones, en esencia se pensaba que la alta gerencia pasaba mucho tiempo encerrados en sus oficinas y que el simple hecho de tener las puertas de sus oficinas cerradas era una gran barrera comunicacional porque los empleados temían interrumpir al jefe tocando la puerta.

Si damos una primera mirada a este punto podemos suponer que realmente suena atractivo desde el punto de vista de mejoras en los niveles de comunicación tanto formal como informal dentro de las organizaciones pero ciertamente puede sufrir de lo que sufren la mayoría de las técnicas o teorías gerenciales modernas, sufrió de MALA IMPLEMENTACIÓN, en esa época era Auditor Financiero por lo tanto pasaba mucho tiempo visitando clientes y reuniéndome con gerentes de Finanzas, Contabilidad y Administración de todo tipo de empresas y alguno de ellos me comentaron que les gustaba esa teoría y la estaban aplicando, incluso en algunas compañías hasta el presidente había decidido abrir sus puertas.

Creo que en la actualidad muchas gerencias permanecen con sus puertas abiertas, pero este simple hecho no debe hacernos pensar que esta propuesta tuvo éxito. Lo que realmente se quería con esto era mejorar la interacción con todos los niveles de la organización la idea era abrir la mente no las puertas realmente, si usted como Líder o como gerente desea ser más accesible para su gente no basta con abrir la puerta de su  y decir a su equipo que pueden pasar y comunicarle sus inquietudes, usted debe abrir su mente para recibir con agrado tanto las cosas positivas como las negativas que lleguen a su oficina y créame que  inicialmente serán mucho más las negativas que las positivas.

Un día reunido con un amigo en su oficina vi como uno de sus empleados entro con un inconveniente a su oficina y tristemente salió de allí con un problema, su puerta estaba abierta, ella entro manifestó su inquietud y mi amigo con su mente “cerrada” no entendió lo que realmente deseaba su empleada así que le dio una reprimenda que concluyó con una frase que he escuchado más veces de las que desearía, “No me traigas problemas, tráeme soluciones”, tiempo después por simple curiosidad le pregunte en qué había terminado ese incidente, y me dijo que termino de lo peor y lamentablemente se vio obligado a despedir a dos de sus mejores empleados por órdenes superiores, a lo que yo le dije, creo que el resultado hubiera sido otro si ese día hubieras dedicado tan solo 10 minutos a resolver la inquietud de tu empleado, me miró y sencillamente respondió, no creo, de no ser por ese problema seguramente los hubiera despedido por otro, su mente continuaba “cerrada”.

Si usted desea que sus empleados “No le traigan problemas” entonces enséñeles a resolverlos, si usted tiene empleados que no aportan soluciones y solo le traen problemas es porque usted sencillamente no los está entrenando como debería, yo parto del principio de que todos los seres humanos desean ser dos cosas, Libres y Felices, y si un empleado no se siente capacitado para tomar decisiones no tiene libertad y si le pide su apoyo y usted lo reprende en lugar de enseñarlo no se sentirá feliz, si usted es un Líder que capacita a sus empleados y les da la suficiente autoridad y conocimiento para tomar decisiones y aún así el empleado no es capaz de resolver los problemas y continua llevándoselos a usted, dele una oportunidad pero de las pautas claras y si después de esto continua llenándolo de problemas entonces despídalo, la manera principal en la que sus empleados lo ayudan a usted es haciendo bien su trabajo, luego de eso es deseable la iniciativa para asumir nuevos retos, pero siempre en ese orden, si un empleado suyo es muy colaborador y siempre trata de estar en todo y ayudar a todo el mundo sin lograr hacer bien su trabajo ese empleado realmente no es útil para la organización, así que de ahora en adelante observe a su gente y antes de abrir la puerta, abra su mente.

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@jimmycanelones

@LiderActivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *