Líder Activo

Gestiona el Desacuerdo

Desacuerdo

No importa lo buena persona que sea, ni lo inteligente ni mucho menos lo sólido de sus argumentos, siempre se encontrará con oposición, usted puede ser el jefe, el dueño, el Líder, no importa, sus ideas jamás serán aceptadas por el 100% de las personas con la que las discuta y mientras más grande el grupo, más roces y mayores serán los inconvenientes para ponerse de acuerdo, claro está, si usted es el que tiene la última palabra o el poder para decidir, podrá continuar pero no con el apoyo que desea o peor aún que necesita, el verdadero líder sabe que en el transcurso de su vida tomará decisiones difíciles y debe acostumbrarse a vivir con eso en mente, pero lo mejor que pueden hacer los lideres es aprender a gestionar el desacuerdo.

Napoleón Bonaparte dijo una vez; “Las personas que hay que temer no son las que están en desacuerdo contigo, sino las que están en desacuerdo contigo y son demasiado cobardes como para decírtelo”. Estoy de acuerdo con Napoleón en este punto, y los desacuerdos que más traen problemas a los líderes y sus Organizaciones son aquellos desacuerdos “no informados” por darle un nombre, muchas veces discutimos puntos álgidos en una reunión y aún cuando sabemos que la idea que tratamos de vender es difícil de entender o de apoyar nadie se levanta para confrontarlo o tan siquiera decir algo tan sencillo como estoy en desacuerdo con lo que propone, y es precisamente este desacuerdo, el que no se dice del que el líder debe tener cuidado y saber gestionar.

Seguramente en alguna oportunidad usted mostro un punto de vista o desarrollo una idea que justo antes de mostrarla o discutirla en público sintió que sería difícil conseguir apoyo y de pronto presento su idea y nadie la refuto, seguramente al salir de la reunión se sintió bien y pensó, ¡Caramba, yo tan nervioso y resulto que a todo el mundo le gusto!, pero que luego en la fase de puesta en práctica o cuando intento desarrollarla nadie o muy pocas personas dieron lo necesario para la idea diera resultado.

Si le ha pasado alguna vez usted era portador de un desacuerdo silencioso, esta clase de desacuerdo pasa básicamente por tres razones, 1. Usted es un jefe tirano y nadie le gusta llevarle la contraria, 2. Usted aunque no es el jefe tiene cierto poder y no logra caer bien dentro de sus compañeros, lo cual hace que no estén interesados en que usted siga triunfando o 3. El grupo es sumamente apático y cada nueva idea es la oportunidad para pensar que trabajaran más, por lo cual, si no apoyan las nuevas ideas, no abra más trabajo, son los grupos que tienen lemas del tipo, Aquí siempre se ha hecho así, y cualquier cambio que trate de cambiar el status quo no será bien recibido.

Esta situación es más común de lo que usted cree, y puede haber más razones de las que aquí expongo, lo cierto es que usted debe aprender a gestionar el desacuerdo tanto el que es visible como el que usted no logra ver a las primeras de cambio, lo primero que debemos hacer y no es una receta rápida es saber ganarse a las personas con las que interactúa, ganarse a las personas es el primer paso para poder gestionar los desacuerdos, sea una persona respetuosa y trate de apoyar iniciativas de otras personas, claro si son buenas, cuando escucha algo en lo que no está de acuerdo dígalo, pero hágalo con tacto, hágalo así;

  1. Escuche con empatía lo que le están proponiendo
  2. Haga preguntas que le ayuden a entender mejor y aclare todas sus dudas
  3. Piense en que le falta a la idea para que dé resultado y a usted le guste
  4. Antes de exponer su desacuerdo, hable sobre lo que si le gusto de la propuesta, siempre hay algo bueno o positivos en cada propuesta, así sea la simple intensión.
  5. Ahora sí, diga en que está en desacuerdo, pero sólo si luego de mostrarlo es capaz de brindar opinión o soluciones constructivas.

Es algo tan obvio, no es lo mismo pararse delante de un grupo de personas y decir, no estoy de acuerdo contigo, o eso no va a servir, que decir, por ejemplo, Fulano, me parece muy positivo que desees mejorar tal proceso, de verdad hace falta y me alegra que te des cuenta, te apoyo en ese deseo de mejorar, puedes profundizar en el tema del presupuesto necesario porque creo que de la manera en la que lo estas presentando excede el monto que la empresa puede invertir en esa idea, la persona sentirá el apoyo y seguramente tomará en cuenta la recomendación, adicionalmente el resto del grupo se sentirá “obligado” a dar una opinión la cual seguramente será positiva, es difícil que alguien refute un comentario positivo si está bien sustentado, lo mismo ocurre con las críticas destructivas, seguramente en alguna oportunidad estando en una reunión vio como luego de alguna pausa una persona realiza una crítica destructiva o comentario negativo de algo y seguidamente vino una lluvia de opiniones que la respaldaban, eso es exactamente lo que ocurre con las criticas positivas, generan sinergia y ganas de aportar para mejorar, sólo dese la oportunidad de ponerlo en práctica.

Algunos colegas me han comentado, “Prefiero evitar el desacuerdo que gestionarlo o administrarlo”, yo les respondo con una frase que he escuchado muchas veces, en un grupo de 5 personas donde todas piensan igual, 4 están sobrando, el verdadero liderazgo se nutre del pensamiento divergente, tener personas que piensen distinto le brinda al líder muchas perspectivas de un mismo tema, por lo cual saber gestionar los desacuerdos es una fuente muy valiosa de criterios que servirán para cubrir la mayor cantidad de aspectos o escenarios para una mejor toma de decisiones, es el momento, disfrute de los desacuerdos, aprenda de ellos y su aprendizaje lo llevara a un nuevo nivel.

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@jimmycanenlones

@LíderActivo

Diverse business group meeting

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *