Líder Activo

El Pensamiento Flexible del Líder

Walter Riso en su obra “El poder del Pensamiento Flexible” expone que existen tres tipos de mentes; la mente Rígida, la mente Líquida y la mente Flexible, gracias a esta clasificación podemos clasificar el tipo de pensamiento de un líder partiendo de la clasificación clásica más conocida del liderazgo, Liderazgo Autocrático, Liderazgo Liberal y el Liderazgo Participativo o democrático.

Riso expone que las mentes Rígidas son aquellas mentes cerradas a la realidad  a las cuales les cuesta aceptar las opiniones y los puntos de vista de otras personas por más claras y lógicas que estas sean, las personas con pensamiento rígido les cuesta aceptar nuevas ideas y teorías, son del tipo dogmático, una vez que crean su punto de vista es materialmente imposible hacerlos ver otro, cuando una persona de pensamiento rígido llega a un puesto de liderazgo al poco tiempo se convertirá en un líder Autocrático donde la única opinión válida es la de él, las personas que guía son tratadas como simples ejecutores de órdenes, el resultado de este tipo de pensamiento es el desgaste del líder ya que para lograr que las personas hagan su trabajo necesitaran una supervisión muy directa por parte del líder, en pocas palabras, solo se lograrán algunos resultados cuando el líder este presente y supervisando el trabajo.

Por su parte la mente liquida carece de fuerza, de criterio y de credibilidad,  una persona con pensamiento líquido  no se compromete verdaderamente  con nada o toma alternativamente posiciones contradictorias sin intentar resolverlas y ni siquiera entenderlas, parecen vivir de lo que en el preciso momento es mas provechos para ellos, su pensamiento es liquido porque se amolda al espacio en el cual se encuentren, son del tipo de personas que piensan que si no se involucran no tienen responsabilidad por nada, si llegan a un puesto de liderazgo es percibido como liberal, los subordinados tenderán a la indisciplina y el ambiente a la larga será de caos, Las mentes liquidas no son definidas, casi siempre sufren de cierta apatía y muestran una seria falta de personalidad.

La mente flexible es una mente entrenada, tiene ideas y criterio como la mente rígida pero al mismo tiempo tiene la madurez necesaria para dejar entrar nuevos conceptos y nuevas ideas, su pensamiento fluye como la mente liquida pero si es capaz de comprometerse con lo que cree útil y necesario, es capaz de defender sus ideas pero tiene en cuenta que es sólo su punto de vista y que otras personas pueden tener otra perspectiva totalmente diferente pero igualmente útil, la mente flexible invita a participar, la mente rígida participa a toda costa y la mente liquida huye para no participar.

El líder de mente flexible se asocia al estilo democrático de liderazgo, en el cual el líder es el responsable por sus seguidores y constantemente los invita a  intervenir, escucha todas las ideas y motiva a las personas para que se comprometan con el grupo, apoya las iniciativas  y las adopta y defiende como si fueran propias, tiene valores y principios claramente definidos pero nunca los usa para desestimar los valores y principios de otros, siempre está dispuesto a aceptar sus errores y a cambiar cuando siente que el cambio lo ayudará a ser mejor, en conclusión tiene ideas concebidas con claridad no es tan duro como la mente rígida asociado a una piedra ni tan blando como la mente liquida asociada al agua, se asemeja más a la arcilla, la cual con cierto trabajo se puede moldear. La flexibilidad de pensamiento es para un Líder la herramienta indispensable para interactuar de manera efectiva con todos. Reucerde sea flexible.

Hasta la próxima,

Jimmy Canelones.

@jimmycanelones

@LiderActivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *