Líder Activo

Egoísmo

sofocles

El término egoísmo hace referencia al amor excesivo e inmoderado que una persona siente sobre sí misma y que le hace atender desmedidamente su propio interés. Por lo tanto, el egoísta no se interesa por el interés del prójimo y rige sus actos de acuerdo a su absoluta conveniencia.[1]

Hay muchas maneras de ser egoísta, una de ellas la que más reconocemos  y pareciera la más común es no compartir las cosas que nos pertenecen o no permitir a otros usarlas, o beneficiarse de algún modo de nuestras cosas, es la más vista en los niños con sus juguetes, en esta etapa es normal porque el niño está aprendiendo conceptos cómo la propiedad, lo que es mío, aún siendo normal, la mayoría de los padres trata de encausar (educar) a los niños para que compartan, aún cuando los mismos padres sean personas egoístas, ¿por qué enseñan entonces algo que ellos no son?.  Bueno porque de no hacerlo y de alentar esta conducta la sociedad pudiera señalarlos cómo malos padres, y eso si que no, seré un mal padre pero aparento ser el mejor, de eso se trata vivir en sociedad, ¿O no?

Miles de veces habrás escuchado que los niños no aprenden de lo que les dices, los niños aprenden de lo que ven, es decir, si quieres que tus hijos compartan, pues que te vean compartir, sobre todo con ellos, si como padres no les das tiempo a tus hijos (el tiempo es tuyo, es lo más tuyo que tienes) tus hijos inconscientemente aprenderán a ser egoístas con sus cosas, incluso con su tiempo (es el ejemplo que vieron), quizá esa rebeldía de adolescentes de no querer pasar tiempo con sus “viejos  fastidiosos” sea sólo el reflejo o la factura que nos pasan por nuestro egoísmo de tiempo hacia ellos.

La sociedad vive cambios importantes, violentos, inesperados y es en estos momentos donde vemos el egoísmo en su máxima expresión, Venezuela es un claro ejemplo de cómo el egoísmo de unos pocos subyuga a toda una sociedad, un país potencialmente rico muriendo de hambre, sin medicamentos, sin seguridad y sin futuro.

Una gran mayoría está haciendo algo, está dando la cara, la pelea y lo está haciendo por todos, incluso por los hijos de los mismos egoístas que están hundiendo al país, porque cuando logren la libertad del país los hijos de estas personas también tendrán futuro.

Pero existe otro grupo de personas, las que no están de acuerdo con el Gobierno, pero tampoco con la oposición, las que quieren que el país cambie pero sin hacer nada, los que no siguen a ningún líder pero tampoco toman la iniciativa porque “ese no es mi trabajo”, los que critican cada acción del gobierno y de la oposición, pero jamás aportan una idea, porque “no me quiero meter en problemas” son personas que exigen respeto por pensar así, pero no se dan cuenta que en el fondo quizá sean ellos los que más daño le hacen al país, porque la apatía mata la voluntad, y sin voluntad estamos muertos.

Con todo respeto si eres una de estas joyas de la sociedad, lo mejor que puedes hacer es callarte la boca, hacerte a un lado y dejar que cada quién haga lo que puede, no te preocupes, que cuando Venezuela sea nuevamente próspera también serás beneficiario, porque como dije anteriormente, esta lucha es por el bien de todos.

Si por el contrario, despiertas y te das cuenta que es necesario que te comprometas con tu país, no esperes a que te digan que hacer, sólo haz aquello en lo que sabes que eres excepcionalmente bueno y hazlo de corazón, tú país, tus hijos, los nuestros te lo van a agradecer.

 

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

[1] http://definicion.de/egoismo/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *