Líder Activo

Acariciando el Ego

shutterstock_22293311

Cuando una persona se está iniciando en una organización y este en un proceso de crecimiento como líder, debe tener especial atención en que su equipo desee escalar posiciones por sus meritos a través de un proceso de maduración, adquiriendo experiencias para así poder convertirse en profesionales más capaces para tomar decisiones y desarrollen su propio estilo de pensamiento gerencial, en pocas palabras, es necesario que el nuevo líder tome en cuenta a los empleados que estén bajo su cargo y poco a poco vayan alcanzando su crecimiento como futuros líderes dentro de la organización.

En mi experiencia he podido comprobar que un número considerable de ocasiones el líder pierde un poco sus perspectivas cuando se enfrentan con un monstruo impresionante llamado ADULADOR. Los Líderes con experiencia y seguros de sí mismo detectan a estos aduladores y han desarrollado anticuerpos para mantenerlos a distancia de la manera más natural y diplomática posible, pero los nuevos líderes que comienzan a enfrentar ciertas situaciones caen en sus redes con relativa facilidad, ¿Por qué? Porque cuando estás en ese proceso de ascenso como ser humano necesitas reconocimiento, y es eso precisamente  lo que un adulador intuye de manera natural.

Imagina por un momento que estas ascendiendo en una organización, estas consiguiendo resultados, tienes a un equipo de 10 personas que trabajan para ti y el buen resultado del equipo te hace resaltar lo cual te pone en la mira de la Junta Directiva, ahora bien dentro de tú equipo seguramente hay niveles en los aportes y como la regla de Pareto es Universal, seguramente el 80% de esos buenos resultados te los da el 20% de tú equipo, es decir dos personas, las otro 08 personas son empleados buenos pero más cercanos al estándar o promedio, de esos 08 empleados por lo menos uno está por debajo del estándar, es decir,  el menos productivo estará más pendiente de cómo van los resultados que de hacer mejor su trabajo, por lo cual al estar tan atento de los resultados colectivos del equipo generalmente es el primero en darle las noticias de los resultados, es el primero en felicitarlo por lo “Buen Jefe” que es usted, le dice lo mucho que la empresa lo necesita, cuanto ha mejorado la empresa desde que usted está aquí y claro está, lo mucho que lo admira a usted y cuanto desea seguir sus pasos.

Usted está feliz por cómo están saliendo las cosas, esta persona se convierte en su espejito-espejito y usted se siente grande, ¿Qué es lo que esta persona está haciendo realmente?, pues le esta acariciando  el EGO.

Esto puede no parecer la gran cosa, pero, sí es muy peligroso, Porque usted cómo líder que desea lo mejor para su equipo con el pasar del tiempo desarrollará cierta dependencia de este empleado y cuando esto ocurra y a usted le toque decidir sobre cosas delicadas como aumentos o ascensos su parte emocional puede inclinarse por esta persona y favorecerla y el resto del equipo que hasta ese momento no le importo demasiado la baja productividad de este empleado sí sentirán su favoritismo porque usted ha dejado de lado la productividad y los resultados por su ego, algo que si va a complicar muchísimo el panorama de usted como líder.

Cuando esto ocurra usted se verá en un dilema terrible, ¿Cómo puede enfrentar esta situación?

Puede tratar de reparar el error dándoles a todos el mismo trato, pero no es garantía, sus empleados ya estarán dudando de su criterio y eso sería fatal para su Liderazgo, su EGO se verá afectado y seguramente su espejito-espejito lo presionará, le recordará lo fiel que es con usted y bla, bla, bla, por esto la mejor medicina es evitar que lo adulen desde el principio.

Con esto no quiero decir que usted no deba aceptar de buena gana los reconocimientos que le den, lo que debe hacer es ser honesto con usted mismo y saber cuándo lo que le dicen es cierto y cuando exageran para acercarse a usted. La medida es simple, si una persona habla de usted como si estuviera muerto y aún respira, seguramente lo está adulando.  Agradezca los gestos pero trate de no engancharse, responda con algo positivo de la persona pero sin exagerar usted tampoco, si la persona es insistente en sus comentarios, reúnase con esa persona y sea muy claro, demuestre su integridad y si lo cree conveniente ponga la capacidad de esa persona a prueba, colóquele actividades que ameriten profesionalismo y exíjale al máximo, si la persona tiene potencial tendrá un líder en potencia que puede ser de gran ayuda para usted y esta persona al estar ocupada alcanzando su máximo potencial se estará ocupando más en su papel dentro de la Organización que en adularlo a usted.

La tarea inicialmente no es fácil pero el resultado será sumamente satisfactorio, si se encuentra en este dilema tome nuestros consejos y luego nos comenta sus resultados.

Hasta la próxima

Jimmy Canelones

@LiderActivo

@jimmycanelones

2 opiniones en “Acariciando el Ego

  1. oscar saldaña

    es importante dstacar que cuando se llegan al cargo, la persona debe de saber quienes son sus colaboradores , y saber a quienes les hace falta capacitación para que al momento de dar resultados todos participen y cooperen y estén contentos con su trabajo , y asi dan mejores resultados los empleados

    1. Jimmy Autor

      Hola Oscar gracias por participar, es cierto, un líder lo primero que debe hacer es conocer a su gente, y comenzar a enfocarse en sus potencialidades y buscar la manera de sacarlas y potenciarlas, no sólo es tener un buen equipo, es tenerlo en los mejores lugares, tenerlos contentos y que se sientan en constante crecimiento, me encanta el concepto de liderazgo de Piaget. “…Liderago es crear un ambiante al cual las personas deseen pertenecer…” feliz dìa y gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *